Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2011

Dudas y mas dudas

Todo comenzó en marzo de este año, cuando leí un artículo titulado: ¿camina su hijo de puntitas?, lo leí por que JD, lo hacia, y yo lo encontraba "divertido", y ahí estaba, en un artículo con un título tan inofensivo, "click" mi subconsiente se manifesto: si alguna vez pensó que su hijo era sordo, si existe un retraso en el lenguaje (JD tenia un 22 meses y, con suerte una o dos palabras mas sueltas), si demoro en caminar, tiene problemas para sociabilizar y seguía y seguía; consulte a su pediatra o a un especialista por un posible TEA; esa idea suelta que alguna vez había cruzado por mi mente y que yo conseguido eliminar, estaba ahí estaba: Autismo; y comenzaron las dudas ¿a quien le pregunto?, ¿que especialista es el indicado?, ¿quien es bueno?, etc; Internet, comencé a navegar y encontré el C.H.A.T (evaluación de autismo para niños pequeños), peor 15 preguntas "incorrectas", 5 criticas, mi mente funcionaba y funciona a mil, pero mi niño no es autista, esta bien, no es particularmente cariñoso, es algo obstinado (quizás mas que algo); el es un niño independiente, se las arregla solo; nuevamente internet al rescate: autismo, asperger, trastorno generalizado del desarrollo, uno que es degenerativo ( que me aterro), etc., grados de profundidad, mucha información, entre ella quienes son los especializas médicos a quien debía recurrir: psiquiatra y neurólogo.
Nueva duda ¿quien?, descarte al psiquiatra por dos razones, donde vivo no hay buenos psiquiatras infantiles (eso es mas bien solucionable) y dos, por que no me imagino llevando a mi pequeño de menos de dos años al psiquiatra, así es que al neurólogo; y a fines de abril, tuvimos la primera consulta; el resultado, de que algo hay, hay, aun no se puede diagnosticar, solo descarto un autismo profundo (ahora que lo pienso, puede que haya dicho algo más, pero no lo recuerdo), y con eso entramos a una nueva etapa en nuestras vidas...