Páginas vistas en total

martes, 24 de marzo de 2015

Quería llorar con él.

Hoy, después del colegio, Juanda fue a jugar al parque esta frente a nuestra casa, en general no hay nadie a esa hora, pero hoy, aparecieron unos niños, algo mayores que él; al principio jugaban con Juanda, jugaron fútbol un rato y todo bien, entre a la casa un momento ha hacer algo, y cuando vuelvo, veo a mi bb en el tobogán triste, lo no te en su cara, fui con él y le pregunte que le pasaba, y me dijo: "los niños no quieren jugar más conmigo" y comenzaron a salir lagrimas de sus ojos, ademas dijo que no quería estar ahí, así es que entramos. En la casa lo tome en brazos y se puso a llorar con mucho sentimientos, me dijo, que el niño más grande le dijo palabras feas (no juegas más fútbol), que el niño grande no lo cuido, que no quería ir más al parque, ni volver a jugar "nunca más" (yo a Juanda, siempre le he dicho que a los niños más pequeños hay que cuidarlos), yo trataba de explicarle que no siempre uno se lleva bien con todo el mundo, que las personas son diferentes y reaccionan diferente; se me partía el alma; quería llorar con él, pero no debía; tardo un rato en calmarse, después de un rato, decidió que quería ir a jugar.
Como son niños, volvieron a jugar, esta vez al pillarse, Juanda tiene prohibido bajar a la calle sin un adulto,pero al parecer los demás niños no, así es que cuando le toco pillar a Juanda, estos simplemente bajaban a la calle, el niño más grande, el mismo que le dijo que no jugará al fútbol, le decía que baje a la calle, pero Jd, en eso es cuadradito, si le das una razón valida, es súper obediente (asumo que por lo mismo intervine, y le dije que lo tenía prohibido por que era peligroso), obviamente Juanda terminó por aburrirse, pero esta vez, solo se fue a los juegos.
El tema es que Juanda quería jugar con ellos, pero cuando volvieron al parque, lo excluyeron, decidieron que no deseaban hablar delante de él...opte por ir a buscarlo, le ofrecí un helado (no me pesco), así es que yo me puse a jugar con él  a las escondidas, pero no quería entrar. Como los demás niños querían volver a jugar fútbol, la única niña del grupo lo llamó, todo bien por un buen rato (asumo que mi enano igual es medio picado y se enojo cuando le metieron un gol, pero nada grave), hasta que le quitaron la pelota con la mano, eso va en contra de las reglas...no supo manejarlo, en vez de gritarle foul, mano, o algo así, se puso a llorar(sin escándalo, con pena), por que no se hacía, y no quiso jugar más, la niña le dijo que era un llorón y por fin quiso entrarse(no sin antes decirle a la niña, que no era correcto lo que dijo, pues eso podía hacer mucho daño).
Yo tengo claro que Juanda tiene problemas de socialización y resolución de conflictos, hemos avanzado mucho, la forma en que maneja la frustración es mucho más social que los berrinches, también tengo claro, que Juadna era el nuevo del grupo, y que el comportamiento de los demás niños, puede catalogarse de normal, pero no por eso duele menos ¿algo puede dolerle más a una madre que ver sufrir a su hijo?y ¿no tener como ayudarlo?.
La verdad, hoy, sólo deseaba llorar con por él. hoy me siento triste.

sábado, 7 de marzo de 2015

Y, ¿Ahora que?

Hoy Juanda tuvo, perdón, el viernes pasado, tuvo evaluación multidisciplinaria (fonoaudiologa, psicóloga, terapeuta ocupacional), y hoy me dieron los resultados, no recuerdo haberme sentido tan perdida y tan sola, quizás es por que he estado durmiendo mal, quizás es que estoy cansada, pero cuando salí de ahí, lo único.
 que pensaba era: ¿y ahora que hago?, ¿como lo ayudo?
Si bien, desde que empezamos el TGD y el TSC  (que creo que es lo mismo pero con otro nombre), son mi fantasma, nunca había visualizado el futuro de Jd tan complejo: su forma de pensar, su forma de actuar, su forma de resolver conflictos, su forma de interactuar, en ninguna de esas áreas esta bien, si no me hubiesen dicho que mi vinculo con él es bueno, que yo se adecuarme a sus necesidades, creo que estaría peor.
Él es el niño que amo, al que no cambiaría por nada ni nadie, es el hijo ideal para mi, pero, hoy visualice que su vida no será fácil, y que daría por que no sufriera, que daría por que el mundo sea capaz de aceptarlo, hoy me sentí inútil, que no seré capaz de protegerlo, creo que recién hoy, entendí lo que es ser Juanda, querer participar y no saber como.
No se que hacer, no se como ayudarlo. He llorado la mayor parte del día (algo absolutamente inútil, pero no lo he podido controlar) ; algo vislumbre el día de la evaluación, pero no pensé que me iba a afectar tanto, tampoco pensé como me afectaría, quiero creer que estoy cansada y que mañana lo veré con otro prisma, pero no se, quizás, el cansancio me obligo a detenerme y pensar; desde que comenzamos este camino, solo he actuado, hice lo que debía hacer, ocuparme, antes que preocuparme, pero... en algún momento debes parar ¿o no?
No se como ayudarlo, en este momento, no se que hacer, lo que sí se, es que no cambiaría nada de lo que él es, por tanto odio al mundo que  le hará la vida tan difícil.