Páginas vistas en total

martes, 15 de noviembre de 2011

La Maternidad Cambio Mi Vida.

He estado pensando en mi vida antes de JD, dormía más, trabajaba más y ¿salía más?, si igual.
Recuerdo que solía trabajar hasta tarde, a veces me quedaba hasta las 21.00, y de ahí iba a comer sushi, crudos o aun happy hours, aun qe nunca más haya de las 23.00 (amo estar en casa), y los fines de semana solía dormir muuuuuuuuuuuuuuuuuucho, despertaba tipin ¿11.00 12.00? y muchas veces me daba mucha lata levantarme y solía estar el día en pijama.
Quede embarazada, xao happy hours (xao cigarrillo), xao sushi y xao cruodos más sueño, menos trabajo, recuerdo el 1° trimestre, que manera de dormir, llegaba a casa 18.00, 18.30, comer algo y a dormir se a dicho, hasta el otro día (siempre he sido muy buena para dormir), de hecho descubrí las siestas...(o sea, más sueño :))
Y un día llegaste, mi bagualito hermoso, menos horas de sueño (al menos al principio), en el trabajo, cuando volví, cumplir mi horario (haciendo lo mejor qe se puede en las horas de trabajo y lo que no se hizo, quedará para el día siguiente) y estar ansiosa de pasarlo a buscar e ir a casa, los fines de semana igual cambiaron, si bien igual que su madre, es muy bueno para dormir, es un niño y necesita actividades, paseos, idas al parque, visitas a los tatas, primos, etc.
En cierta medida, JD me ayudo a crecer, a disfrutar de muchas cosas que me perdía por qe estaba "durmiendo", me obligo a despertar.
Hay gente qe considera a los hijos una carga, en mi caso, antes de JD, lo consideraba una responsabilidad demasiado grande, no estaba segura de dar la talla, creo qe me negaba a la maternidad, en realidad a pensarlo, por qe pensaba qe no podría hacerlo, se una buena madre o dar lo mejor de uno, pensar en alguien antes qe en mí, en mi ignorancia, pensaba en lo qe perdería al tener un hijo, jamas pensé en lo qe ganaría, es verdad qe no es fácil, mmm, aun qe reconozco qe, a pesar de todo (el estar sola y el TGD), a sido mucho menos difícil de lo qe imagine, creo qe alguna vez lo señale, JD me a dado más a mi de lo qe yo le he dado a él, me a enseñado lo qe es importante en la vida, me ha enseñado la belleza de una piedra o de un mosquito (quizás me lo a recordado), me enseño la belleza de la palabra "mamá", quizás lo valoro más por qe costo qe me llamará (el 05 de septiembre, casi 2 años 4), también he aprendido a valorar un beso y un abrazo, cosas qe parecen simples, pero  qe, a pesar de ser JD ideal para mi vida (creo qe alguna vez comente qe colegas decían  qe salvo por qe salgo menos, no parece tuviese un niño; berrinches a parte, lo qe son excepcionales, por su intensidad y GaD en frecuencia (muy pocos, pero....)), igual costaron (aun qe ahora esta bastante pegote... para ser JD).
La madrina de mi hijo hace poco tiempo,me pregunto si amé al papá de JD, y no supe qe responderle, se qe lo quise mucho, pero no se si lo ame, quizás por lo mismo, mi dolor fue más grande por JD qe por mi, lo cuento, por qe creo qe las dos cosas qe me enseño JD son: a VIVIR, o disfrutar las cosas simples de la vida y a AMAR, ese amor puro e incondicional, es amor qe quiere qe ese pequeño sea mejor qe uno, aun sabiendo qe en el algún momento debes dejarlo ir para hacer su vida, pero sin dolor, qe es parte de la vida, qe tu "misión" es amarlo y guiarlo para ser la mejor persona qe pueda ser.
Aclaro qe sigo siendo una persona egoísta, qe me gusta mi espacio y mis tiempos, y me los tomo, no crean qe son una mártir o algo así, de hecho, me encantaría conocer a alguien y poder darle un hermanito a JD (en mejores circunstancia claro´, aun qe es algo difícil,). De hecho pienso qe Dios al enviarme a JD pensó más en mi qe en él, JD es ideal para mi, pero no se si a la inversa, se qe hago lo mejor qe puedo, pero no estoy segura de qe sea suficiente, corro todo el día, he perdido horas de terapia, por qe estoy trabajando, no es justo para él, siento qe el necesita más tiempo de su mamá, pero ¿qe hago?, a veces creo qe soy yo quien necesita estar más tiempo con él, igual siento culpa, a veces me agota, creo qe el techo tiene marcado mis ojos (la típica actitud de en vez de gritar o explotar mirar el techo), pero no concibo mi vida sin él (antes de JD disfrute mi vida, el llegó en el momento adecuado, creo qe comente qe cuando nació, yo tenía 33 años 11 meses).
Si alguien me pregunta, mi opinión es que la maternidad es algo maravilloso, pero en su momento, yo he podido disfrutar mi maternidad, disfrutar a mi hijo, no tanto como quisiera, pero... (con mis culpas, mis cargos de conciencia, sabiendo qe podría ser mejor y todo, y qe muchas veces estoy simplemente agotada).
Creo qe lo que hoy quiero decir es simple, la maternidad o lo qe es lo mismo en este momento Juanda, me ha hecho mejor persona, sigo siendo una bruja mañosa e inmadura (y me encanta ser así), pero mejor y cada día a través de sus ojos veo cosas nuevas,mmm, o quizás las mismas, pero con otros matices; el lleno un vacío qe no tenía ni la más mínima idea que existiera y me obliga a cuestionarme y a tratar de ser la mejor persona qe puedo ser (los niños aprenden de lo qe escuchan y lo qe  ven: las palabras y el ejemplo deben ir de la mano), me equivocare 1000, 10000 o un millón de veces, pero nos parecemos y seguiremos, en ese caso el ejemplo será que equivocarse es humano, y está bien, que nadie es perfecto, solo no se equivoca quien no lo intenta, pero hay qe pararse y aprender del error y tratar de no repetirlo
Nada que hacer, ese pequeño bagual arisco, independiente, llevado de sus ideas y gruñon, me doblo la mano, y puedo decir que cambio mi vida haciéndola, como dice cierto comercial de pañales "caoticamente hermosa".

3 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes, la vida nos cambia con la llegada de nuestros pequeñines. Si antes era buena, ahora es mejor gracias enteramente a ellos. Estoy segura de que tu JD está feliz con la mami que tiene. Me gustó tu blog y me quedé, con tu permiso... ;) Un saludo
    http://yanethpoints.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo post!

    Gracias por recordarme todo los que mis hijos me han enseñado ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantó encontrarte! Tengo una vida caótica con un niño de 8 años que fué diagnosticado TGD (Asperger) a los 5 y una niña de 6 años... hoy no se ver la vida sino desde la maternidad (cosa que incomoda a muchos)... te acompaño en esta vida "especial"... porque cada niño es especial (aún sin TGD)... por momentos me ha costado aceptar a mi hijo tal como es con sus (hermosas) "excentricidades" y sus GRANDES, MUY GRANDES berrinches... llegué a medicarlo y luego me arrepentí... por el momento no quiero saber de diagnósticos, ni de terapias... quiero evitar forzar a mi hijo a encajar dentro de la "normalidad"...

    ResponderEliminar