Páginas vistas en total

jueves, 1 de septiembre de 2011

"Un niño ideal no es un niño normal"


Creo que esta frase fue la que mas recuerdo de mi primera consulta con el neurólogo, doctor muy amable a quien fuimos a ver en Pto. Montt, ciudad ubicada a 110 kms. de Osorno, que es de donde vivimos, llegamos a él por la hermana de una amiga, que es pediatra de dicha ciudad, quien señaló que, si fuera su hijo lo llevaría donde Carrera o Guerra, elegí a Guerra, por una cuestión practica, una vez a la semana atiende en Osorno, así es que, si pedía hora con tiempo, en las consultas siguientes no tendríamos que viajar.
Fuimos (mi mamá me acompaño en esa primera ocasión), lo vio y conversamos, lo conté un poco como era mi pequeño saltamontes: en general es muy tranquilo, a los cuatro meses dormía en cama grande, a los siete ya dormía solito en su pieza ( a las 20.00 se apagaba la luz y yo lo dejaba para que se durmiera) y no despertaba en toda la noche, se entretenía solo, no indicaba con el dedo, pues si quería algo, se las ingeniaba para alcanzarlo sin ayuda, si tenia sed, buscaba un vaso y me lo pasaba, si tenia hambre iba a la caja de las colaciones y me llevaba lo que quería, al año subía la escala a su pieza, si le pasaba algo o no conseguía hacer lo que se proponía, se enojaba y no dejaba que lo "apapachen" o consuelen, aun no decía mamá, solo "tata", refiriéndose a mi papá, si llegaban visitas, el jugaba sin molestar (salvo que hubiesen niños, los cuales siguen sin agradarle), si yo quería jugar con él, rara vez me pescaba, era muy ordenado para un niño de su edad, no molestaba para nada, citando a algunas amigas "es como si no hubiese un niño en casa". Aclaro que el si juega, y si se relaciona con las personas, principalmente adultas, pero cuando el quiere, en este punto, recuerdo otra frase que me dijo una de las tías del jardín "a Juanda los niños le molestan" (no le agradan que se le acerquen o como digo yo que invadan su territorio y respiren su aire). También le dije que demoro en caminar, que estuvo a una semana de ir a terapia por ese motivo, pero cuando lo hizo, fue de un día para otro, aun recuerdo ese hecho, el 08 de septiembre del 2.010 mi bb camino, el día anterior, yo lo vi como experimentaba, se sujetaba en un pie, luego en el otro y daba círculos usando un pie de ancla, estábamos en casa de mis papas y le dije a mi mamá, JD mañana camina ya si fue, nunca camino como un pato (por el equilibrio), no recuerdo accidentes de ensayo, cuando el decidió que estaba listo-listo, simplemente se largo.
Yo le contaba todo esto, por que el me preguntaba, no tanto por que lo considerara demasiado importante, si, había algunas que me inquietaba, pero otras, la mayoría según yo, eran solo manifestaciones de que es mi hijo, que heredo muchas de mis características, pero potenciadas, es más, creo que si no hubiese leído el articulo que señale en mi blog anterior, hubiese demorado mucho más en llevarlo a evaluación.
Bueno, después de examinarlo y de toda esta conversación que obviamente el doctor desarrollo en los puntos que el consideraba importante y mientras JD estaba en el piso jugando y ordenando unos autos (le encanta colocarlos en filas) me dijo lo que yo no quería oír, "que no estaba loca"; "que no estaba exagerando" y que el niño tenía algo; y al despedirse me dijo la frase título de este blog:
Un niño ideal no es un niño normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario