Páginas vistas en total

domingo, 18 de septiembre de 2011

Carta a Juanda en Fiestas Patrias.

Mi Principito, eso que se ves ahí, es la primera imagen que tuve de ti, de hecho, recuerdo que eras tan pequeño qe el doctor no conseguía encontrarte, esa foto ni siquiera eres tu, sino que el saco embrionario en que estabas alojado.
Creo que es hora de contarte un poco de historia, por qe no quiero qe alguna vez pienses qe eres un accidente en mi vida, obviamente solo voy a contar mi versión de los hechos, pues la de tú papá no la tengo, pero voy a tratar de ser lo mas objetiva posible.
La primera vez que conversamos en traerte al mundo fue en diciembre de 2.007, algo así, como si, podría ser, y decidimos dejarlo para más adelante, aunque le pusimos fecha, después de mi cumpleaños (en junio), el 05 de junio falleció doña Fresia, la mamá de tu papá, así es lo postergamos por un mes...llego septiembre y las fiestas patrias... el 17 de septiembre a tu papá se lo llevaron los "anunakis", y yo el 20 de septiembre me hice el test cacero, y, adivina.... tú estabas ahi, que felicidad más grande, tan grande fue esa felicidad qe ocultó o enterró lo qe sentí en su momento por qe tu papá se hubiese ido, lo deje en una bolsita y ahí se quedo, una premisa básica es que si la madre esta mal es mas probable que el hijo igual lo este, asi es que xao las malas vibras, quiero que te quede muy claro que el se fue antes que supiera que tu estabas ahí, aun cuando fue una decisión conjunta traerte a este mundo.
Lo que mas recuerdo de mi embarazo fue tener muuuuuuuuuuuuuuucho sueño; lo cual se que es normal en el primer trimestre, llegaba de la oficina a las 18.00 18.30 horas y a las 19.00 estaba durmiendo hasta el otro día, y descubrí las siestas, que maravilla, ademas recuerdo lo mucho que tenía ganas de comer ensalada de cochayuyo, espinaca y acelgas, con mucho limón, no conocí las nauseas (salvo el enjuague bucal, lo cual era mas qe evitable), los calambres ni mayores molestias, de hecho desaparecieron mis problemas al colon y mi dolor de hombros, fue un embarazo simplemente maravillo, aun qe asumo, que me llamaba la atención no sentir que te movías o que no reacciones a mi voz (esto lo digo ahora, haciendo un esfuerzo por recordar detalles de hace tres años atrás), pero me contestaba, que como estaba taaaaaaaaaaan gorda (en realidad parecía una pequeña ballena...), pensaba que las capas de manteca lo impedían, aun qe quedo en mi subconsciente, y quizás por eso cuando una vez nacido, no reaccionabas a mi voz pensé que podías ser sordo, bueno, como te digo, jamas molestaste, de hecho hasta el día 17 de mayo del 2.009, dormí boca a bajo, (o semi de lado, mi cara boca a abajo y mi gran panza al lado), nunca entendí eso que decían otras mujeres de dormir sentadas...y sigo sin entender a que se refieren.
El 18 de mayo del 2009 llegaste al mundo y cambiaste MI mundo, transformaste mi casa (esos 2 dormitorios, una biblioteca, una baño, una cocina y sala de estar) en UN hogar, en nuestro hogar, y me trasformaste en una madre, por tanto nosotros dos eramos una familia; y así comenzamos nuestro recorrido.
En febrero del 2.010 fue le terremoto de Conce y yo sabía qe tu papá estaba en allá, al menos así era la última que había tenido contacto con él (vía e-mail) y me asalta la duda: ¿no se habrá muerto este pajarito?, así es que me comunique con la familia de tú papá acá en Osorno y, sorpresa, no sabían de tu existencia  (yo jamás los moleste por qe presumía que sabían de ti y no deseaban conocerte, gran lección, no juzgar sin saber) y al saber de ti, solo deseaban conocerte, así entran en tu, bueno, en nuestra vidas, la Ximena (tu prima), la Pauli (tu sobrina), la Nena (tu tía, hermana de tu papá) y Tito (esposo de Nena) y posteriormente, tu tía Irene (igual hermana de tu papá) y David, su marido, son gente de verdad buena, nos han ayudado mucho, en lo que realmente vale, como familia, me han ayudado a cuidarte cuando he tenido qe hacer cosas y mi mamá no puede, y quieren, y tu los quieres, se nota que cuando estas en sus casas estas a gusto y que manera de malcriarte...., me encanta que sean tu familia, que te hayan aceptado y que tu los hayas aceptado; ah, a tú papá no le paso nada, salvo el susto.
JD, tengo tantas cosas que decirte, que no se como empezar, quizás decirte lo maravilloso que es su mamá, que aun sin saberlo, siento que tu has sido mas ayuda y apoyo para mi que lo qe correspondía, sí en ese momento no hubiese estado embarazada, es posible que me hubiese dedicado a auto compadecerme ¿por qe a mi? ¿qe hice mal?, me hubiese dedicado a salir de parranda y ve tu saber qe cosa, pero, ahí estabas tú, un pequeño punto dentro de mi, que me decía, sin decir nada, que la vida continua y que hay cosas mas importantes que un hombre y por lo que estaba demasiado feliz, no me mal interpretes, no quiero señalar que mi felicidad depende de ti, esa es una carga muy pesada, solo quiero que comprendas que a veces uno ayuda y apoya a la gente solo con existir, solo con estar ahí y este fue uno de esos casos, solo con existir me ayudaste a levantarme y seguir adelante.
Respecto a tu papá debo señalar que tengo sentimientos encontrados, referente a mi como mujer, puedo entender que se haya ido, tu puedes dejar de querer a una pareja, eso no es un pecado (aunque la forma no fue la mejor, pero eso es un tema que voy a tocar mas adelante), referente a mi como madre, por un lado, encuentro que su postura es muy comoda: escribirte de vez en cuando, decirte que te quiere y una vez verse por la cámara web..., pero sin intervenir mayormente y sin siquiera preguntar ¿puedo ayudar en algo?, por otro, y ahí nuevamente sale mi lado egoísta, tú solo eres mio, solo yo decido "tus padres" soy yo (aun qe igual el es necesario, un niño (o niña) necesita a sus dos padres; ¿quien mas que el otro progenitor puede tener una voy opinante al momento de decisiones difíciles?), respecto a ti, eso es otro punto, no consigo entender como te dejo, como te digo tu fuiste planificado, eso hace que sea mas difícil de entender; aun que lo que voy a escribir resuma un poco a tu papá, él, tiene el síndrome de peter pan, nunca creció, es un adorable adolescente sabelotodo de 37 años y la responsabilidad lo sobrepaso, quería un hijo, pero ahora que estaba aquí  no sabía que hacer con él y tomo el camino más fácil, solo eso; con esto hijo mío quiero decirte, que no lo juzgues, no sabemos que cosas paso en este tiempo que hizo que se alejara de ti, no te puedo decir que si alguna vez tienes la oportunidad no le preguntes que paso, es tu derecho saber, pero no lo juzgues, quizás con eso igual me quiero incluir pues me equivocare mil veces en este proceso de crianza y no me gustaría que me juzgues, pues solo puedo decir que hago lo que creo qe es correcto.
Uno de esos errores quizás fue demorarme en preguntar por tu atraso en el lenguaje; Juanda, tu eres simplemente maravillo, te las arreglas solo, juegas solo, amas tus animales, autos y libros, y no molestas, si tienes hambre, vas al cajón de las meriendas, sacas algo que quieras comer y me lo pasas para que lo abra, un niño serio, medio enojon, protector de su espacio (y respetuoso del mio) ¿que mejor hijo para una madre soltera?, trabajo todo el día y tu en el jardín, no paso el tiempo que quisiera contigo, muchas veces llego simplemente agotada, tenía claro que en el lenguaje estabas atrasado y que no eras muy expresivo en tus afectos, pero, yo manejo bien los hechos, los sentimientos, o la expresión de los mismos me quedan algo grande, ¿como te iba o voy a enseñar eso?, asumo, en mi defensa, que pensé que solo eras un poco más lento, a fin de cuentas solo en eso estabas atrasado (según yo), pues en muchas cosas estabas adelantado para tu edad (dejemos de lado el aprender a caminar, pues si bien demoraste un poco, no tenías problemas de equilibrio y eras capaz de pararte solo, sólo  no caminabas) y ya tenía decidido que sí a los dos años no hablabas (o al menos decías mamá, yo cual recién dijiste la semana pasada), nos íbamos al fonoaudiologo, el reportaje sobre caminar en puntas de pie solo adelanto en un par de meses la visita (bueno, ok, fuimos a un neurólogo, después de varias investigaciones en la red).
Debo reconocer que, aun no asumo el diagnostico de TGD, en mi mente pienso que lo señalaron en una forma no técnica, te veo, ríes, saltas, juegas, corres, tienes buena coordinación (demasiado buena en mi opinión, a veces me recuerdas a los murciélagos, ni idea como evitas los obstáculos, o como llegas corriendo hasta los bordes y doblas pero apenas y no pasas de largo), ahora, después de dos meses de terapia, estas tan cariñoso conmigo, tan "mamon", y ¿si sólo era un problema de estimulación?, ok, en el CHAT te nos pésimo y la evaluación multisensorial no nos fue mucho mejor, mmm, quizas estoy en etapa de negación, pero te veo y no veo a un niño autista (si tengo claro que hay niveles, tramos, variedades, etc.), bueno, si es te voy a querer igual (pues no puedo quererte más de lo que ya te quiero), pero ten claro que mi pena no sería por que no eres el hijo que yo esperaba, sino que mi pena sería por ti, pues este mundo ya es demasiado complicado, no esta listo para personas especiales y yo no voy a estar siempre para cuidarte, protegerte o consolarte según corresponda.
Como última cosa en esta carta quiero decirte cual es el hijo que yo "pedí" a Dios, es simple, "uno que sea mejor que yo" y no me refiero a uno que tenga una casa mas grande, que tenga un mejor título o más dinero, sino uno que sea mejor persona que yo, mas tolerante, más generoso, más valioso como persona, creo que todo niño viene con ese potencial y mis oraciones van para que me ayuden a no echarte perder.
Te amo mi principito hermoso

En esto se convirtió el puntito del comienzo de mi carta.

2 comentarios:

  1. Maravillosa entrada. Felicidades, animo y adelante! Que Dios esta ciertamente muy cerca de ti en una situacion asi, solita como mami y papi, espero que ni un momento llegues nunca a dudarlo. Saludos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Luisa, eres un gran apoyo, no se como lo haces, pero, aun en forma virtual, tienes una energía qe envido, un gran abrazo.

    ResponderEliminar